Inicia tu despacho según Christian Guillermo Lucenilla Salazar

Christian Guillermo Lucenilla Salazar nos explica brevemente como es que uno puede iniciar su negocio, un despacho de abogados para ofrecer los servicios de este:

¿Cómo iniciar un despacho de abogado?

Cuando terminamos la carrera de Derecho y estamos a punto de ejercer, ciertamente tenemos muchos conceptos aprendidos, mas no, practica. Y cuando tenemos la ilusión de materializar nuestro propio proyecto nos aventuramos a crear nuestra propia firma, es cuando nos preguntamos: ¿cómo iniciamos nuestro propio despacho de abogado?

Aprender haciendo según Christian Guillermo Lucenilla Salazar

Lo primero que deberíamos tener en cuenta es trabajar en un despacho de abogados consolidado, conocer la mecánica y el funcionamiento. 

Aprender dentro de un despacho haciendo prácticas, es una buena manera de entender el tamaño del reto que implica formar una firma propia. El aprendizaje práctico, que ofrece la experiencia en una firma nos ayudará a reflexionar y a preguntarnos si podemos tener una firma que se diferencie de las demás y que compita con la amplia competencia. 

Si consideramos que podemos dar servicios personalizados y competitivos en cuanto a precio y forma en que se prestarán los mismos, estaremos listos para abrir nuestro propio despacho.  

Un periodo de mentalización 

Si nos encontramos trabajando en un despacho de abogados y ya conocemos cómo funciona internamente, estaremos listos para dar el gran paso, sin embargo, debemos ser conscientes de que, al crear nuestra propia firma, empezaremos de cero. 

Hay que tomarse un tiempo para pensar y mentalizarnos con la idea de que requerirá mucho esfuerzo y sacrificio comenzar de cero y, sobre todo que, si abrimos un despacho y no tenemos clientes, estos no llegarán solos. Tomará un tiempo darse a conocer y ganarse su confianza. 

¿Como decide Christian Guillermo Lucenilla Salazar donde abrir un local?

Más que disponer de un despacho de manera física, es donde queremos ejercer nuestra profesión, a qué personas queremos llegar. 

Hoy en día es muy común encontrarnos con despachos virtuales, sin embargo, cuando estamos empezando y estamos conociendo a nuestros clientes, necesitamos ganar su confianza y reunirse en un lugar que muestre nuestra personalidad puede ayudar de mucho. No es necesario de que nuestro despacho físico requiera de una gran inversión; podemos valorar diferentes opciones como el uso de salas de la escuela de Derecho. 

 ¿Por que´ valorar los recursos que disponemos según Christian Guillermo Lucenilla Salazar?

Analicemos qué recurso disponemos y a qué gastos nos vamos a enfrentar. Si no tenemos clientes, tendremos que buscarlos. Esto tomará un tiempo prudente, poco a poco daremos a conocer nuestro despacho y la gente irá depositando su confianza en nosotros. Es necesario que contemos con recursos en los que nos apoyemos; una opción es colaborar de manera externa con algún despacho, podemos dar clases en academias o universidades. Lo importante es no alejarnos de la abogacía y buscar algún trabajo extra relacionado con el Derecho para seguir ganando experiencia y formar nuestra red de contactos, que fácilmente pueden traernos muchos clientes.

¿Comó genera clientes Christian Guillermo Lucenilla Salazar?

Lo primordial al abrir nuestro despacho de abogados es mantener nuestro estado de ánimo fuerte. Pensar que al abrir un despacho llegarán los clientes es un error, pasaran meses incluso años hasta que tengamos una gran clientela. 

Durante este tiempo, debemos formarnos, volvernos expertos en las materias que más nos apasionen. 

Si tienes la oportunidad de trabajar un cliente que no te dará un gran ingreso, trabaja de la misma manera que lo harías si fuera un empresario que te ofrece ingresos inimaginables, pues ese cliente quedará satisfecho con tu trabajo y te traerá cliente tras cliente. 

No hay duda que ayudarnos, guiarnos y motivarnos con la experiencia de los expertos, nos darán inspiración para desarrollarnos, nos podremos formar y volvernos expertos con los consejos de personas que conocen bien todo este ámbito. 

Por último, cuando iniciamos con nuestro propio despacho, no debemos priorizar el dinero; nuestro objetivo debe ser generar relaciones de confianza con nuestros clientes que llegan a nuestro despacho. Tal vez no obtengamos muchos ingresos, sin embargo, nos ayudará a estar activos y a seguir ganando experiencia, que a la larga nos llevará a conseguir una gran cartera de clientes con la que podamos generar grandes ingresos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *