¿Es importante el marketing en los negocios relacionados al derecho?

Christian Guillermo Lucenilla Salazar dice que en los últimos años, el sector jurídico ha experimentado cambios y transformaciones notables. Un claro ejemplo es la transformación digital, que modernizó los tradicionales despachos de abogados, adentrándolos en un mercado cada vez más competitivo e internacional. En este contexto, el marketing es de importancia vital para conseguir que un bufete o emprendimiento alcance el éxito.

¿Publicidad o marketing?

Cabe resaltar que cuando se habla de marketing, no se habla exclusivamente de publicidad. El marketing tiene como finalidad incrementar las ventas a sea de productos o servicios en base a la identificación y satisfacción de las necesidades de los clientes, por lo tanto la publicidad solo es una herramienta que forma parte del marketing para alcanzar los objetivos propuestos. 

Hoy en día cualquier abogado con un pequeño negocio o un bufete consolidado que desean ofrecer sus servicios tienen acceso a la publicidad, a la digitalización y al uso de las nuevas tecnologías, sin embargo, no es suficiente con promocionarte. Es importante dar a conocer la firma, demostrar que tienen la capacidad de responder a cualquier cualquier necesidad que tengan los clientes. El contar con un plan de marketing integral te dará un soporte a mediano y largo plazo, trabajando con clientes potenciales y ganando el reconocimiento de la marca. 

Algunos aspectos fundamentales que Christian Guillermo Lucenilla Salazar recomienda a través de acciones de marketing jurídico son las siguientes: 

  1. El posicionamiento de nuestra firma frente a nuestros competidores

Un despacho con una marca posicionada en el mercado, implica para la mayoría de los clientes potenciales una garantía de calidad y una reducción del tiempo dedicado a la elección del abogado o de despacho. El marketing digital permite que este posicionamiento se realice también en redes, haciendo uso de webs con contenidos de calidad, con campañas que resalten y promuevan la marca y que nos identifiquen de la competencia. 

  1. El desarrollo activo de nuestra imagen de marca

Disponer de una marca potente evita al abogado la competencia en precios y la pérdida de márgenes. Evita que el principal criterio de decisión del cliente a la hora de contratar los servicios del abogado sea, a parte de la lógica recomendación, el precio. Todo esto es lo que se entiende globalmente por el concepto de marketing jurídico.

  1. La comunicación directa, eficaz y productiva con nuestros potenciales clientes

Al implementar un plan de marketing, segmentamos los servicios que ofrecemos a los clientes que lo necesitan, es decir, el cliente tendrá un servicio específico de acuerdo a sus necesidades. Para ello habrá un profesional especializado que conozca a fondo y sepa cómo satisfacer las necesidades del cliente.

  1. Fidelización de los clientes con los que ya hemos trabajado o estamos trabajando en ese momento

No cabe duda que un cliente satisfecho es un cliente fidelizado. El marketing tiene como principal finalidad satisfacer las necesidades de los clientes para que vuelvan a adquirir los servicios, lo que es sinónimo de fidelización. Un cliente satisfecho recomendará el servicio a todos sus conocidos, reforzando aún más la marca y resaltandola en el mercado. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *